6 argumentos a favor de la celebración de juntas de socios por escrito y sin sesión

1.- Autonomía de la voluntad societaria

El artículo 28 de la Ley de Sociedades de Capital indica que en estatutos se incorporarán todos los pactos y condiciones que los socios fundadores juzguen conveniente establecer, siempre que no se opongan a las leyes ni contradigan los principios configuradores del tipo social elegido.

La autonomía de la voluntad societaria no es más que una concreción del principio de la autonomía de la voluntad del artículo 1255 del Código Civil. ¿Qué precepto de la Ley, entonces, impide imperativamente la celebración de juntas de socios por escrito y sin sesión? Pues principalmente tres:

  • El artículo 159.1 LSC: “Los socios, reunidos en junta general, decidirán por la mayoría legal o estatutariamente establecida, en los asuntos propios de la competencia de la junta”;

Respecto a este artículo, la clave es el término “reunidos”. No discutiremos que si yo me reúno con otra persona, tenemos que estar juntos, ya sea física o telemáticamente. No obstante, de acuerdo a una interpretación extensiva del precepto, podría entenderse que la reunión es un intervalo de tiempo en el que distintas personas pueden manifestar su voluntad. (voto anticipado, que ya existe). Un intervalo con un inicio– la convocatoria- y un final– 15 días después para el caso de Junta de Socios, por ejemplo. Si todos los socios admiten esta forma de adopción de acuerdos y ninguno se opone a dicha forma en un periodo razonable de tiempo tras la “convocatoria” o “invitación para votar determinados acuerdos”, ¿cuál es el problema?

  • El artículo 175 LSC: Salvo disposición contraria de los estatutos, la junta general se celebrará en el término municipal donde la sociedad tenga su domicilio; y

Carece de sentido este artículo, pues dispone el artículo 100.1 del Reglamento del Registro Mercantil que “cuando la Ley no impida la adopción de acuerdos por correspondencia o por cualquier otro medio que garantice su autenticidad, las personas con facultad de certificar dejarán constancia en acta de los acuerdos adoptados, expresando el nombre de los socios o, en su caso, de los administradores, y el sistema seguido para formar la voluntad del órgano social de que se trate, con indicación del voto emitido por cada uno de ellos. En este caso, se considerará que los acuerdos han sido adoptados en el lugar del domicilio social y en la fecha de recepción del último de los votos emitidos

  • El artículo 179 LSC: “En la sociedad de responsabilidad limitada todos los socios tienen derecho a asistir a la junta general”;

Esta es muy fácil. ¿Desde cuándo un derecho es lo mismo que una obligación?

2.- El artículo 100.1 del Reglamento del Registro Mercantil (RRM) ya lo permite indirectamente

El artículo 100.1 RRM es un gran desconocido para la inmensa mayoría del sector jurídico. Tanto es así, que aún no he encontrado a nadie que lo tuviera ubicado y conociera sus implicaciones. Ya se ha transcrito en el punto 2 y nos está diciendo, indirectamente, que PERMITE LA CELEBRACIÓN DE ACUERDOS POR MEDIOS ELECTRÓNICOS SIN QUE HAYA UNA SESIÓN. Esto es una Junta por escrito y sin sesión.

La pregunta que me hago es ¿quién ha redactado este artículo? Aún no lo he podido averiguar pero me intriga saber quién introdujo esta maravilla que permite las juntas por escrito y sin sesión (aunque los registradores no quieran reconocer lo evidente, para variar).

3.- Interpretación extensiva conforme al artículo 3.1 del Código Civil

Todo jurista que quiera agarrarse a una postura y tenga pocos argumentos en el derecho positivo, acude al artículo 3.1 del Código Civil. En este caso, acudimos al mismo con toda la razón. Éste indica que “las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas”.

4.- Ya se prevé esta posibilidad en el Anteproyecto de Código Mercantil ¡del 2014!

Pocos conocen este datos, y con razón, porque el Anteproyecto de Código Mercantil lleva 5 años en el tintero. En cualquier caso, esta previsión en dicho texto, con base en el argumento anterior, el legislador ya preveía la posibilidad de las juntas de socios por escrito y sin sesión. Este dispone en su artículo 231-73 que “cuando así lo prevean los estatutos, podrán ser sometidos a votación por escrito o por medios electrónicos los asuntos que, siendo competencia de la junta, sean susceptibles de voto simplemente afirmativo o negativo”.

5.- Solucionaría la problemática de las juntas falsas (el 99% de los casos)

No sería necesario mentir en las certificaciones. En la actualidad, infinidad de administradores incurren en falsedad documental en el momento en que indican que “los socios, reunidos en Junta Universal (…)”.

 En fin, desde CYSAE vamos a intentar que nos inscriban unos estatutos admitiendo esta posibilidad, os iremos informando de los avances.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Los contratos celebrados por telefono o videoconferencia son contratos entre presentes. La Ley de Sociedades de Capital se modifico (art. 182 LSC) para regular especificamente la asistencia telematica o a distancia a la junta. Un lector bondadoso de la norma diria que el legislador queria facilitar la celebracion de las juntas con asistencia de los socios sin necesidad de desplazarse hasta la sede social. Pero el resultado es que ha dificultado el uso de medios telematicos, puesto que la norma parece imponer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola. Somos tu despacho de abogados para proyectos tecnológicos y startups. ¿Hablamos?
Powered by