DETOUR ACT: “Ley de Reducción de Experiencias Engañosas para Usuarios en Línea”

Dos senadores estadunidenses, Mark R. Warner y Deb Fischer, han presentado el proyecto de ley Deceptive Experiences to Online Users Reduction Act. Dicho proyecto tiene una gran repercusión ya que constituye un instrumento que busca garantizar la protección en la privacidad de los usuarios en internet, así como incrementar la supervisión de las actividades llevadas a cabo por las grandes entidades tecnológicas.

Este proyecto está diseñado para impedir que se utilicen herramientas de psicología conductual engañosas para obtener el acceso a datos de carácter personal, conocidas como “dark patterns” o “patrones oscuros”.

¿Cuál es la finalidad de esta ley?

El senador Mark Warner estableció que la finalidad de esta ley estaba constituida por tres puntos principales:

  1. Prohibir las prácticas diseñadas para alentar a los consumidores a otorgar inadvertidamente el acceso a sus datos, con el propósito de ocultar o menoscabar la autonomía, la toma de decisiones o la elección del usuario. Como, por ejemplo, los checkbox previamente marcados para permitir el acceso al micrófono, a la cámara o a los contactos, entre otros. Cualquier solicitud de acceso a los datos debe ser transparente para que los usuarios no tengan la impresión de que todas las categorías de datos son necesarias para que la aplicación funcione;
  2. Imponer controles a los “experimentos psicológicos” realizados en usuarios de aplicaciones o sitios web sin su conocimiento informado y;
  3. Prohibir determinados diseños, modificaciones o manipulaciones de interfaz de usuario en un sitio web, dirigida a una persona menor de 13 años, con el propósito de que éstos cultiven un uso compulsivo.

A lo largo del tiempo, las plataformas de servicios web y las redes sociales han utilizado todo tipo de estrategias para intentar convencer a los usuarios de que permitiesen el acceso a sus datos de carácter personal sin que éstos llegasen a entender qué estaban aceptando o consintiendo, bien porque no se proporcionaba información suficiente o bien porque se manipulaban las herramientas, como hemos mencionado anteriormente.

¿Qué son los dark patterns?

Hemos mencionado en párrafos anteriores los dark patterns o patrones oscuros, pero realmente, ¿a qué hacen referencia?. Este término se utiliza para definir interfaces online que se caracterizan por ser utilizadas tanto en sitios web, como en aplicaciones y redes sociales, las cuales son creadas para manipular de forma intencional a los usuarios para que realicen una serie de acciones que de otra forma quizás no llevarían a cabo. Su objetivo es que los usuarios presten su consentimiento para que las plataformas online tengan acceso a sus datos de carácter personal.

¿Qué deberes impone esta ley a los grandes operadores online?

Esta ley establece una serie de deberes para los grandes operadores online. Un gran operador en línea que se dedique a cualquier tipo de investigación conductual o psicológica basada en la actividad o los datos de sus usuarios deberá:

  1. Divulgar a sus usuarios de forma rutinaria, al menos una vez cada 90 días, cualquier experimento o estudio al que el usuario haya sido sometido o inscrito con el propósito de promover el compromiso o la conversión del producto;
  2. Divulgar al público de forma rutinaria, al menos una vez cada 90 días, cualquier experimento o estudio al que el usuario haya sido sometido o inscrito con el propósito de promover el compromiso o la conversión del producto que se esté realizando actualmente, o que se concluya desde la divulgación previa;
  3. Presentar las revelaciones de los dos párrafos anteriores de manera que:
  • Sea claro, visible, adecuado al contexto y de fácil acceso;
  • No sea enrarecido engañosamente.
  1. Establecer una Junta de Revisión Independiente para cualquier investigación de comportamiento o propósito, llevada a cabo por los usuarios o sobre la base de la actividad o los datos del usuario, que revisará y tendrá autoridad para aprobar, exigir modificaciones o no aprobar los experimentos de comportamiento, psicológicos o de investigación, y;
  2. Garantizar que cualquier Junta de Revisión Independiente se registrará en la Comisión (Comisión Federal de Comercio), incluyendo:
  • Nombres e información de cada miembro de la junta;
  • Composición y estructura de presentación de informes a la administración del operador;
  • El proceso por el que se debe notificar a la Junta los estudios propuestos o las modificaciones, junto con los procesos mediante los cuales la Junta puede vetar o modificar dichas propuestas;
  • Cualquier composición proporcionada a los miembros de la Junta, y;
  • Cualquier conflicto de interés que pueda existir con respecto a la participación de un miembro de la Junta en la misma.

Este proyecto de ley es otra manifestación de la intención de proteger cada vez más a los usuarios, obligando a las entidades a informar con rigor y transparencia de las finalidades y usos que pretenden llevar a cabo a través de sus técnicas e instrumentos, permitiendo al usuario tener un mayor control sobre sus datos personales y una mayor autonomía y poder decisión sobre lo que quiere consentir respecto a los mismos.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola. Somos tu despacho de abogados para proyectos tecnológicos y startups. ¿Hablamos?
Powered by